Los 50 - Nuevo Estilo

Los años 50 marcaron la última gran década de la Alta Costura, nunca antes se vieron tantos modistos independientes. Hubert de Givench, Louis Fe Rand, Chanel... y por supuesto Dior quien se convirtió en el Padrino del New Look del 47.

La época había madurado para provocar un cambio radical en la moda. Después de los horrores de la guerra muchos consideraron la necesidad de restauración, todo debía ser como antes cuando el hombre y la mujer tenía papales definidos, aunque ahora todos querían gozar de buena vida, y de la doble moral de clase alta.

Hubo una nueva clase social: " la clase media "

 

La mujer acata la regla impuesta para el decoro femenino, manifestándose en su atuendo; no salia sin sombrero ni guantes, conjuntaba bolsos y zapatos de tacón alto, llevaba medias de naylon, y solo mostraba el escote al atardecer, eligiendo el tejido adecuado para la hora del día; los cinturones eran anchos,  y fue el complemento mas importante de toda esta década, pues con el, se podía comprimir la cintura y se remarcaba con orgullo. Un elemento importante: el pañuelo, que se ponía encima del peinado para protegerlo. Apareció el "Bolso Kelly" de Hermes, alcanzando el status de culto.

 

Las mujeres que tenían que atender compromisos sociales, se cambiaban de ropa varias veces al día, incluso maquillaje, tocados y complementos.

 

Con los grandes almacenes, las fibras sintéticas y la confección, permitieron a los distintos sectores de la moda, "copiar" el estilo de los ricos y de este modo llegó la alta costura a la calle.

 

Hubo dos posiciones bien contrarias, por un lado la escritora Anne Fogarty, que en su libro publicado en 1.959 "Wife-Dressing" consideraba imprescindible llevar faja siempre y a todas partes, para estar siempre con un aspecto inmejorable y  con ello la mujer,  atrapada de nuevo en un estrecho corsé, tanto en su sentido literal como figurado.

Por otro lado, la feminista y también escritora Simone de Beauvoir que con sus manifestaciones desenmascaró el nuevo culto femenino y  la opresión de la mujer que  solo servía para anunciar el éxito de su marido.

 

 

 

Podemos destacar como ídolos de la época:


  • Grace Kelly, que encarnó el ideal de perfección impecable.
  • Audrey Hepburn, simbolizó la buena chica de la década, sus pantalones capri  y sus bailarinas fueron imitados a millones.
  • Marilyn Monroe, aunque irradiaba inocencia, su aspecto era de sex-simbol, su peca fue copiada durante mucho tiempo.
  • Liz Taylor toda una explosión de feminidad.
  • Brigitte Bardot mezcla de ingenuidad y depravación, su vestido de boda de cuadro de Vichy color rosa en algodón rústico permitió la entrada, de este,  en la alta costura.
  • Las bombas italianas como Sophia Loren y Gina Lollobrigida, la sueca Anita Ekberg de Fellini y por su puesto Eva Maria Duarte que gastó grandes cantidades de dinero en sus vestidos de alta costura y fué glorificada como "Angel de los pobres"



Los 50: objetivo de la moda "la seducción"